Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información

Aceptar

Implantes convencionales

Los implantes dentales convencionales ofrecen varias ventajas, como la mejora de la función masticatoria, el aspecto estético, la preservación del hueso y la durabilidad a largo plazo. Sin embargo, también tienen sus riesgos y complicaciones, como infecciones, daño a los nervios, rechazo del implante y fracaso de la osteointegración.

Implantes convencionales
Implantes convencionales

El proceso de colocación de un implante dental convencional suele llevar varios meses e implica varias etapas:

  1. Evaluación y planificación: el dentista evaluará la salud general de la boca, el hueso y las encías, y determinará si el paciente es un buen candidato para implantes dentales. Pueden utilizarse radiografías y tomografías computarizadas para planificar la cirugía.

  2. Cirugía de colocación del implante: el cirujano dental realiza una incisión en la encía, perfora un pequeño agujero en el hueso y coloca el implante de titanio en el hueso maxilar o mandibular.

  3. Osteointegración: se espera de dos a seis meses para que el hueso se integre con el implante. Durante este tiempo, el paciente puede recibir un diente provisional para llenar el espacio vacío.

  4. Colocación del pilar: después de que el implante se haya integrado con el hueso, el dentista realiza una pequeña cirugía para colocar el pilar.

  5. Colocación de la corona dental: una vez que el pilar está en su lugar y las encías han cicatrizado, se toman impresiones de la boca para fabricar la corona dental a medida. La corona se cementa o atornilla al pilar.

Implantes convencionales

Los implantes dentales convencionales son dispositivos de reemplazo de dientes que se utilizan para sustituir uno o varios dientes perdidos. Estos implantes se componen de tres partes principales:

  1. El implante propiamente dicho: es una pieza de titanio, en forma de tornillo, que se coloca quirúrgicamente en el hueso maxilar o mandibular. Este implante actúa como una raíz artificial del diente y se integra con el hueso a través de un proceso llamado osteointegración.

  2. El pilar: es una pieza de conexión que se atornilla en el implante y sobresale por encima de la línea de las encías. El pilar proporciona la base para la colocación de la corona dental.

  3. La corona dental: es la parte visible del diente, fabricada generalmente de porcelana, cerámica o zirconio, y diseñada para parecerse a un diente natural en forma, tamaño y color. La corona se cementa o atornilla al pilar.

Otros servicios de implantes

Implantes post extracción

Colocamos en implante en el hueco dejado por una reciente extracción, reduciendo el tiempo del tratamiento.

Implantes de carga inmediata

En el mismo día se extraen los dientes irrecuperables, se colocan los implantes y, a continuación, la prótesis fija inmediata o dientes fijos inmediatos